La ficción sentida

publicado en: blog general | 2

Escribir es un relato ficticio, siempre. No hay palabras algunas que puedan describir alguna verdad.

Más es un arte. El arte de colocar las palabras que más resuenan con mi alma.

Es realmente una herramienta que me sana.

Cada palabra que pongo vibra con mi alma, y si ella está fuera de lugar, el alma se rebela y patalea para que la cambie.

Ella sabe lo que hace, escogió este vehículo carnal para manifestarse y continuar un camino que yo soy incapaz de explicar.

Si me desconecto de ella, se pone triste, se paraliza, agoniza… y mi cuerpo es su reflejo. Gracias a ello puedo observar el estado de mi alma, de la calidad de mis creencias y actos.

Soy una mera traductora entre el alma y la materia. Una observadora que se alimenta y crece de VER.

Solo se ser presente, nunca puedo no serlo.

Cada cosa que veo afuera es una proyección de mis pensamientos.

Me enviaron aquí para afinar el instrumento mental.

Y cada día hay melodías más trabajadas y sencillas al mismo tiempo.

Sencillas porque no precisan de un pasado ni de un futuro, solo son ellas en el momento que existen.

Más trabajadas no por mi, sino por el propio Universo entero, por la red entera. Por lo que entran y salen a su gusto.

Identificándome y sin identificarme.

Entre la materia y el éter.

 

2 Respuestas

  1. Bravisima

Dejar una opinión